Compañía Frutera La paz:

Una empresa con corazón de mujer

Silvia Arias
Comunicadora
sarias@promotora.go.cr

La compañía Frutera la Paz tiene corazón de mujer, y se parece mucho al de su propietaria, doña Luisa Chacón. Una vez, durante un periodo difícil que pasaba su familia, abrió la biblia y justamente, el versículo que encontró hablaba de La Paz. Fue así como seleccionó el nombre de su empresa. 

Doña Luisa Chacón es una mujer emprendedora, claro que lo es. Luego de varios minutos de haber iniciado la conversación sobre la Compañía Frutera La Paz, doña Luisa entró a la sala donde nos encontrábamos algunos compañeros del CONICIT conversando con su esposo.

-“Disculpen, es que estaba en la escuela, ustedes saben…bueno arreglando unos asuntos de mi hijo…ahora vamos a comité de evaluación, vamos a llevar el debido proceso….”, cuenta amistosamente doña Luisa quien por un momento cambió el rostro de empresaria por el de madre amorosa.

Personeros del CONICIT conversan con los dueños de la empresa

Luisa Chacón, propietaria Frutera La Paz.

Ella fue la creadora del negocio, fue la empresaria, la que buscó los primeros lugares donde ubicar la planta, la que vendía los primeros estañones de residuos de piña, la que migraba con todos los colaboradores y les buscaba casa cuando se trasladaban de San Carlos hacia San José y viceversa.

-“La idea fue de Luisa pero empezamos a nutrirla de las experiencias, las prácticas y los modelos de compañías en las que habíamos trabajado anteriormente”, comenta don Olman, quien no duda un segundo al atribuir el éxito del negocio a su esposa.

Ahora, acercándose a la normativa de “Gender Equity”, desean ser la  primera empresa en el país certificada con equidad de género.

La población laboral actual de La Paz es de  cincuenta por ciento hombres y cincuenta por ciento mujeres, sin embargo, en los puestos de toma de decisiones, el  70 %  de los puestos  corresponde a mujeres.

-“Usted no sabe la cantidad de mujeres preparadas que hay en esta zona y no les daban trabajo porque tenían hijos. Esta mano de obra fue de la primera que contratamos. La respuesta ha sido muy interesante, ha habido un arraigo increíble, aquí la gente se pone la camiseta.  No hemos tenido que dar trato diferenciado, aquí si una mamá necesita ir a hacer un mandadito se le da el permiso, va lo hace y vuelve a trabajar” comenta orgullosa la empresaria.

Usted desde que entra por la puerta se da cuenta de que en esta empresa hay presencia femenina, ellas gestionan el trabajo en equipo, son el motor que mueve a la empresa y dicen sonrientes que con ellas “los hombres se han tenido que adaptar”.

Preocupada por el personal a su cargo, doña Luisa nos hace un recorrido por la planta, explica todos los procesos de seguridad y salud ocupacional, nos lleva a conocer cada una de las etapas del manejo de los desechos y finalmente nos comparte un delicioso batido de frutas que sólo en Costa Rica se puede hacer, pero que lo disfruta el mundo entero.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial