Nuevo poliuretano amigable con el ambiente

Olas y corales coquetean con tabla de surf única en el país

  • Proyecto Lanotec-CeNAT, Govan Proyect y Propyme

Reportaje publicado en mayo del 2017.
Silvia Arias
sarias@promotora.go.cr
Periodista CONICIT

El proyecto consistió en desarrollar una espuma con menor cantidad de elementos provenientes de fuentes fósiles como el petróleo al definir en su conformación, un alto porcentaje de fuentes renovables derivadas de biomasas.  “La idea es sustituir la mayor cantidad de los componentes contaminantes que se usan en la espuma, que es el quinto plástico más utilizado en el planeta”, comentó el Dr. Rodolfo González Paz, representante de la pyme emprendedora.

Los investigadores identificaron una particular oportunidad de negocio en el país ya que la espuma necesaria para fabricar tablas de surf actualmente se importa, esta oportunidad de mercado impulsó el desarrollo del nuevo material con polímeros extraídos de fuentes renovables.

Oscar Urbina en el mar con la tabla de surf
La tabla fue usada recientemente por Oscar Urbina, un surfista de 15 años quien se coronó Campeón Centroamericano de Surf en su categoría usando el biofoam.

Una forma ideal de “probar” la consistencia y desempeño de la espuma fue utilizándola como materia prima para desarrollar una única y muy particular “tabla de surf”. Así pues, los investigadores desarrollaron y modelaron el material que, junto con otros elementos como la fibra de vidrio, se unirían para que el joven Oscar Urbina, un surfista de 15 años, actualmente campeón centroamericano de surf, la probara y realimentara a los científicos desarrolladores

Al consultar al Dr. González Paz sobre la motivación para desarrollar este proyecto, contestó que él es nativo de Tenerife, las islas Canarias y al ser de una isla “no queda otra que ir al agua”, sin embargo, la motivación va más allá del deporte y tiene que ver con el aspecto ambiental, la idea es que se reduzca el uso de derivados del petróleo y la producción de CO2.

En la actualidad se trata de sustituir el mayor porcentaje de la materia prima por fuentes no fósiles, posteriormente, cuando ya se tenga un prototipo adecuado, se realizarán pruebas de degradación del producto. Al día de hoy se ha logrado sustituir de un 50 a un 70% del producto derivado del petróleo, por lo que igualmente se está reduciendo en ese mismo porcentaje las emisiones de CO2 que se producen al extraer el petróleo.

En estos momentos se está tratando de afinar algunos detalles de la formulación con el fin de sustituir cada vez más cantidad de fuentes renovables hasta llegar al 100%, sin embargo, los expertos reconocen que alcanzar esta meta es difícil.

La espuma se vende a empresas productoras entre diferentes artículos según sus requerimientos en un “pre-shape”. “Se les entrega con cierta forma como ellos lo reciben de otras partes del mundo, pero en el caso de la tabla, no es la tabla, es sólo la espuma necesaria, para concluir la tabla necesitarán de otros productos y resinas”.

Pasante Luis Mora en el laboratorio.
El pasante Luis Mora afirmó que es importante tomar en cuenta el comportamiento del material mecánicamente para evaluarlo con respecto a otra espuma comercial y ver si tienen un comportamiento similar o si son más suaves o más rígidos.

A nivel mundial actualmente no existe ningún producto similar en el mercado, aunque si existe una empresa en los Estados Unidos que está intentando desarrollar un producto similar a partir de algas.

Próximamente se espera realizar otro proyecto relacionado con resinas de poliéster.  Igualmente, la idea es tratar de sustituir la mayor cantidad que se pueda a partir de fuentes renovables. Estas resinas se usan para embarcaciones marinas principalmente, y para recubrir la espuma que se utiliza en la tabla de surf. Este es un material muy versátil con el que se fabrican cavas para pescadería y lanchas, sin embargo, tiene muchas otras aplicaciones.

Insertando la Naturaleza

Son muchos los elementos de la naturaleza que se pueden sustituir por derivados del petróleo para hacer más amigables los poliuretanos, se puede utilizar desde aceites de Vegetales hasta cáscaras de piña, sin embargo, el proceso de sustituir derivados de los hidrocarburos por elementos de la naturaleza no es tan sencillo.

El Dr. Vega-Baudrit, experto en polímeros indicó que se parte de una formulación existente y se identifican algunos componentes de la formulación los cuales se sustituyen ya sea total o parcialmente con componentes que tengan las mismas propiedades pero que sean biodegradables o ecológicos.

“La fotografía de microscopía electrónica, permite ver las imágenes que tienen ciertas similitudes, sin embargo, el proceso de Biofoam logró capturar muy bien el proceso comercial original y lo reprodujo utilizando el mismo material y eso cuesta, no es tan fácil incorporar sustitutos, es muy difícil reproducir la estructura del poro, es complicado, pero el proceso lo logró y se podría decirse mejoró.

La idea es que los productos de petróleo se dejen de lado y se utilicen los de la naturaleza”, afirmó Vega.

Los investigadores califican el proyecto como muy interesante, con gran proyección a nivel nacional e internacional. “Creo que haberse dado el material a una persona que lo probara para competir y que se arriesgara fue bastante interesante. “El joven surfista dijo que le había gustado mucho y que sentía que era mejor que el que el producto utilizaba anteriormente”, afirmó el Dr. Vega.

Clientes satisfechos

Desde el inicio del desarrollo, los desarrolladores han considerado la realimentación de sus posibles clientes: “Cada vez que sacábamos una muestra del material, se la hacíamos llegar a nuestros posibles clientes para que ellos las analizaran y nos dieran su realimentación”, comentó González.  Los clientes se han mostrado muy satisfechos con el producto, incluso existe interés de utilizar el Biofoam de parte de la marca Al Merrick, una destacada compañía reconocida a nivel mundial en la fabricación de tablas, ellos fabrican aquí en Costa Rica para toda Latinoamérica.

LANOTEC -CeNAT

En diciembre del 2013 el Dr. González contactó al Dr. José Vega Director de Lanotec y actualmente miembro del Consejo Director del CONICIT ya que conocía de la apertura del CeNAT y de Lanotec para recibir ideas de empresas para desarrollar prototipos. “Don José conoce mucho sobre el tema de polímeros a partir de fuentes renovables y se ha especializado mucho en la parte de materiales “bio y nano”, una vez identificada la viabilidad, a partir de ahí arrancó el proyecto” reconoció el Dr. González-Paz.

Sobre su apertura a este tipo de desarrollos, el Dr. Vega-Baudrit dijo que hace algunos años decidieron orientar sus esfuerzos hacia el sector empresarial.  “Estamos convencidos que el desarrollo y la riqueza del país está precisamente en la creación de la pequeña y la mediana empresa, comenzamos a ver qué había en el país para ayudar a estas empresas e identificamos al Fondo Propyme y pensamos que a lo mejor por ahí se podría financiar y nos ha ido bastante bien”. Actualmente LANOTEC-CeNAT cuentan con una cartera de ocho proyectos en el área de energía y desechos.

Foto de reómetro en el laboratorio
El reómetro analiza el comportamiento del material, cuando se le aplica una fuerza externa deforma el material y permite conocer sus características.

Sobre el apoyo brindado por el CeNAT a este proyecto, el Dr. González dijo que ha sido fundamental espacialmente porque actualmente están ubicados en la incubadora de empresas, sin embargo, ahora buscan ubicarse fuera en un espacio adecuado para las diferentes longitudes de las tablas.

“Este apoyo del país y del CeNAT ha sido muy importante para nosotros, adicionalmente tenemos que ser conscientes de que hay que soltar a los pichones cuando ya tengan las alas para poder volar porque si no se van por el barranco”, agregó.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial