Pasta y Basta garantiza inocuidad de sus productos

  • Pyme Familiar trabaja para exportar y crear sinergias
  • Estrategia de mercadeo directo atrae nuevos clientes

Reportaje publicado en abril del 2012.
Silvia Arias
Periodista CONICIT
sarias@promotora.go.cr

Certificado ISO 22000-2005 Sistema de Seguridad Alimentaria

Certificado ISO 22000:2005 Sistema de Seguridad Alimentaria un logro que significó mucho trabajo y compromiso por parte de toda la empresa.

En diciembre del 2011 Pasta y Basta, una pyme familiar, dedicada a la elaboración de pasta artesanal y beneficiaria del Fondo Propyme, recibió el certificado que garantiza que sus procesos de producción cumplen con los requisitos de la norma ISO 22000:2005 “Sistemas de Gestión de Seguridad Alimentaria”.

Bajo la dirección del Sr. Paolo Bonessa, su esposa Roberta y con la ayuda de dos de sus hijas, esta empresa ha marcado la diferencia al introducirse en un mercado competitivo como lo es la industria de la alimentación, al lado de la tecnología y con una marcada orientación al cliente.

El trabajo de Pasta y Basta se realizó con el apoyo del Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA) que asesoró el desarrollo del sistema de gestión y a la vez contribuyó en la creación de nuevos productos de la línea “light”. Además el CITA brindó colaboración para el desarrollo de la documentación del sistema, que es una de las etapas más complejas.

El trabajo de Pasta y Basta se realizó con el apoyo del Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA) que asesoró el desarrollo del sistema de gestión y a la vez contribuyó en la creación de nuevos productos de la línea “light”. Además el CITA brindó colaboración para el desarrollo de la documentación del sistema, que es una de las etapas más complejas.

Estar certificado en ISO 22000:2005 garantiza al cliente la inocuidad alimentaria de los productos pero ésto es sólo una parte de sus beneficios. Al no limitar los objetivos puramente a aspectos de inocuidad y contemplar elementos de gestión de la calidad, se ve también el desempeño organizacional, la optimización del uso de recursos y la pérdida innecesaria de tiempo, entre otros factores, estos son beneficios adicionales que se obtienen  con la implementación de la norma.

Trabajo, mejora y resultados

El cambio logrado con la implementación de la ISO 22000:2005 ha fomentado en la empresa una cultura de mejoramiento continuo permitiendo un ordenamiento de la documentación, innovaciones tanto en procesos como en productos y finalmente garantiza la calidad del producto al cliente.

Lilly Bonessa hija mayor de don Paolo y encargada del área de mercadeo y comunicación considera que aparte del apoyo económico que realiza el Estado, las pymes beneficiarias de Propyme deben hacer un gran aporte en recursos y “alinearse” a una nueva forma de gestión. “Ninguna pyme está realmente preparada para algo así, esto básicamente es una decisión que uno hace con la visión a mediano plazo, de invertir tiempo y recursos en esto. A nosotros no nos sobraba personal ni tiempo, a pesar del apoyo que tuvimos de Propyme y del CITA. También hay una inversión importante de nuestra parte porque uno tiene que alinearse con adecuaciones a la planta y en general al cambio en el sistema”.

Se muestra empaque de Minestrone en salsa de pesto

Los productos se han diversificado para lograr atender los requisitos de los clientes.

Uno de los beneficios más importantes identificados por sus dueños es el ordenamiento de la documentación de la empresa. “Nosotros siempre hemos tratado de estandarizar la documentación, sin embargo, el ‘ISO’ te obliga a documentar y a formalizar cosas que de por sí tendrías que documentar entonces, no hacerlo, de alguna manera, sería irresponsable” agrega Bonessa. Además, contrario a lo que algunos argumentan, los encargados de la empresa indican que la norma sí exige ordenar y documentar, pero esto se debe a una reglamentación que te dice como se tiene que hacer, cuándo y con qué reportes.

El manejo de los proveedores ha sido uno de los mayores retos en el trabajo desempeñado debido a que la norma indica que los proveedores deben ser aprobados. Esto es un elemento que requiere de mucho trabajo debido a que se deben revisar las plantas de los proveedores y en algunas ocasiones solicitarles modificaciones. Sin embargo este requisito es muy importante porque la materia prima es fresca y es un insumo esencial para la elaboración de este producto.

La certificación ha abierto las puertas de Pasta y Basta hacia en el mercado regional logrando ser avalados por algunos de sus clientes como proveedores certificados, tanto dentro del país como para exportar, es por esto por lo que se deben preparar, especialmente en lo que se refiere al aumento de la capacidad de producción.

Al respecto, Barbara Bonessa, encargada del proceso de gestión indicó que: “lo importante del ‘ISO’ son todas las puertas que nos abre con clientes importantes y especialmente las puertas que nos abre para la exportación, por ejemplo nosotros estamos en contacto con empresas en Puerto Rico y lo primero que te piden es que tengas una certificación”, comenta orgullosa.

Según la familia Bonessa, la certificación conlleva un enorme beneficio para cualquier empresa, grande, mediana o pequeña y para adquirir una certificación como esta hay que tomárselo muy en serio.

Paolo Bonessa posa sentado en su escritorio

Paolo Bonessa.

“El cambio es un cambio drástico, las empresas que manejan alimentos deberían de tomar la decisión, deberían de garantizarle a su cliente que su producto va a ir 100% inocuo o sin ningún problema y en caso de que sucediera alguna eventualidad, pues que tengan una manera muy eficiente de poder reaccionar mediante la trazabilidad, identificando todos sus productos afectados de una manera rápida y segura”, agrega Bonessa.

Sinergias y ganar-ganar

                Don Paolo Bonessa menciona como una de sus próximas metas la creación de sinergias con otras empresas, Su hija Lilly comentó al respecto: “Hicimos una alianza con un centro de pérdida de peso, específicamente con nuestra línea ‘rápido y fácil’ que es la línea de mayor crecimiento en los últimos tiempos y que nos ha funcionado muy bien, son paquetitos de 300 calorías, el contenido de grasa de la pasta es muy bajo, alta en fibra y viene combinada con lo que la gente necesita para su dieta diaria”.            

Familia Bonessa posa de pie en la empresa

Familia Bonessa:  Barbara, Roberta, Lilly y don Paolo.

 Este centro de control de peso responde a una franquicia norteamericana que debió solicitar autorización a su casa matriz para esta alianza, la cual se pudo realizar en gran parte de manera rápida y eficiente por el valor agregado que les brinda el contar con un sistema de inocuidad alimentaria como el descrito.

“Próximamente empezaremos con promociones y sinergias con otras compañías por ejemplo proponiendo maridajes con vinos. A nosotros nos ha resultado efectivo aplicar el mercadeo directo, entregas de regalías, eventos directos de degustación, promociones dirigidas, entre otros. Nuestro producto tiene cualidades únicas, apuntamos a darlas a conocer” asegura coordinadora de mercadeo.

Enfocarse ahora hacia un prototipo para aumentar la producción y concentrarse en regionalizar el producto, además de estar a la vanguardia en el mercado nacional entre las empresas que garantizan la inocuidad de los productos, son los próximos retos.

Ver información adicional en: “Artesanos del sabor continúan innovando: Fondo Propyme respalda esfuerzo”

en una mesa se muestran varios empaques de los productos

Esta empresa dedicada a la elaboración de pasta artesanal, con recetas 100% italianas, muestra resultados exitosos producto de la alianza estratégica con el Estado y un centro de investigación.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial