Propica S.A. apunta al desarrollo de productores para mejorar su competitividad

  • Pimienta de Costa Rica duplica la calidad según normas internacionales
  • Spin off de la Universidad de Costa Rica apoya proceso de transferencia tecnológica.

Reportaje publicado en febrero del 2017.
Silvia Arias
Periodista CONICIT
sarias@promotora.go.cr

Es un pequeño grano de medio centímetro de diámetro, sin embargo, le podríamos llamar “el pequeño grano de oro” debido a que su cosecha en Costa Rica supera por mucho los estándares internacionales de calidad. Una de las principales empresas que se dedica a la producción de pimienta en nuestro país es la Compañía Agrícola Industrial Propica S.A, una empresa costarricense fundada en el año 1990 y que tiene la base de sus operaciones en La Tigra de San Carlos.

Propica S.A. actualmente cuenta con 350 hectáreas sembradas de pimienta y toda su producción es comprada a alrededor de 500 pequeños y medianos productores. La pyme se dedica a procesar y comercializar chile picante y   pimienta, pero es esta última su producto “estrella” cuya producción abarca toda la zona norte del país, desde Guápiles en el distrito de Cariari, hasta La Cruz de Guanacaste.

 

Grupo de personas en el taller en mesas de trabajo
La fotografía muestra uno de los talleres realizados con el proyecto.

Según el Ing. Agr. Luis Fernando Mora R. gerente de la compañía, la pimienta que se produce en Costa Rica es un producto de muy alta calidad con respecto a otros países del mundo, debido a que, por ejemplo, la norma internacional indica que en la pimienta negra, la piperina (ingrediente activo de la pimienta) debe de presentarse en un rango de entre 3 y 4 puntos, y la pimienta de Costa Rica, está entre 6 y 7, o sea, prácticamente duplica los niveles requeridos por la norma.

Sin embargo, al tratarse de un cultivo no tradicional, las entidades gubernamentales no le han brindado la atención que requieren, por lo que se presentan una serie de problemas a nivel de campo de orden tecnológico y natural (por ejemplo, el manejo de enfermedades) y otras prácticas.  Es por esta situación que con el apoyo del Fondo Propyme del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) que administra el CONICIT, la empresa se dio a la tarea de desarrollar el proyecto “Diagnóstico, investigación, validación e implementación de mejoras tecnológicas para optimizar el proceso de producción de la pimienta”.

Paricipantes del Taller trabajando en el campo
Los talleres fueron teórico-prácticos con el fin de que los productores aprendieran a hacer diferentes pruebas en los suelos y cultivos .

Debido a que Propica S.A. no cultiva el grano, sino que lo compra a los pequeños productores, los empresarios consideran muy importante apoyarlos con herramientas tecnológicas e informativas que les permitan continuar cultivando un producto de calidad.  “Tal vez le suene un poco idílico, pero, además de acercarnos para hacer negocios con ellos, nos preocupa la estabilidad socioeconómica del pequeño productor porque creemos que mucha de la paz social que se vive en este país se debe a que el pequeño productor esté bien, por esto, parte de nuestra misión es darle opciones de producción a los pequeños productores para que puedan conectarse con una industria alimentaria a nivel mundial”, afirmó el gerente.

Sin embargo, al tratarse de un cultivo no tradicional, las entidades gubernamentales no le han brindado la atención que requieren, por lo que se presentan una serie de problemas a nivel de campo de orden tecnológico y natural (por ejemplo, el manejo de enfermedades) y otras prácticas.  Es por esta situación que con el apoyo del Fondo Propyme del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) que administra el CONICIT, la empresa se dio a la tarea de desarrollar el proyecto “Diagnóstico, investigación, validación e implementación de mejoras tecnológicas para optimizar el proceso de producción de la pimienta”.

Debido a que Propica S.A. no cultiva el grano, sino que lo compra a los pequeños productores, los empresarios consideran muy importante apoyarlos con herramientas tecnológicas e informativas que les permitan continuar cultivando un producto de calidad.  “Tal vez le suene un poco idílico, pero, además de acercarnos para hacer negocios con ellos, nos preocupa la estabilidad socioeconómica del pequeño productor porque creemos que mucha de la paz social que se vive en este país se debe a que el pequeño productor esté bien, por esto, parte de nuestra misión es darle opciones de producción a los pequeños productores para que puedan conectarse con una industria alimentaria a nivel mundial”, afirmó el gerente.

Dentro de las ventajas que la empresa le ofrece al productor está la realización de un contrato a largo plazo debido a que la pimienta es un cultivo que puede durar de diez a quince años. Este contrato se negocia en dólares y ofrece asistencia técnica gratuita.  La garantía de pago genera una confianza muy alta “podemos jactarnos de que hay un nivel de confianza muy alto hacia la empresa”, comentó Mora.

 

Una de las mejoras que aportó el estudio fue brindar al productor las herramientas para de administrar información su interés con el fin de mejorar sus cultivos, por ejemplo, mediante el análisis de los estudios de suelos o de nutrientes.  En este sentido los expertos realizaron un sencillo sistema informático que cualquier productor, por más pequeño que sea, puede utilizar y llevar en él sus registros de datos de su proceso que les permite la toma de decisiones importantes para mejorar la calidad de su cultivo.  Esto es agricultura de precisión a pequeña escala para aprender a utilizar la información de nuestro país y de la región.

Proyecto con fondos Propyme

Para el desarrollo del proyecto Propica S.A. realizó una alianza junto con Sercapex S.A., una “spin off” de la Universidad de Costa Rica (UCR)-, cuyos fundadores habían realizado varias investigaciones y metodologías relacionadas con el mejoramiento de la competitividad de las empresas.

Según Ing. Alfredo Durán, funcionario de Sercapex S.A., el proyecto permitió que las metodologías desarrolladas en la UCR fueran aplicadas a una muestra del grupo de productores de Propica S.A. con la finalidad de mejorar la producción y la tecnología de los productores.

Las etapas del proyecto fueron en primer lugar la realización de un diagnóstico mediante el cual se analizó cómo estaba manejando el productor el cultivo y la producción. En segundo lugar, se realizó una identificación de problemas, que consistió en identificar dónde estaba fallando la competitividad de los productores y dónde se estaban cometiendo errores y la tercera etapa fue proponer un proceso de mejora para tratar de resolver la problemática identificada.

Rama de una mata de café llena de granos verdes.
La pimienta de Propica S.A., por el tipo de procesos que tiene la compañía, supera por mucho los estándares de calidad de otras pimientas de los países productores grandes como Brasil, India, Vietnam, Malasia, Indonesia.

El proceso de la investigación consistió en la segmentación de dos grupos de productores, los que se consideran productores con buenos sistemas de calidad y los productores con oportunidades de mejora. En este sentido, se elaboró una encuesta donde se recolectó toda la información de campo, y posteriormente se realizó un contraste con una técnica que, por medio del análisis de frecuencias, indica el porcentaje de productores que realiza determinada práctica dentro de los diferentes grupos, de esta manera se puede identificar las prácticas que realizan los productores considerados “buenos” que los diferencia de los otros.

“Con esta técnica se logró determinar donde existían puntos de interés para resolver, por ejemplo, temas relacionados con la aplicación de nutrición, el manejo de enfermedades y el manejo de información, especialmente en lo relacionado con la oportunidad de mejorar el uso de registros y datos para tomar decisiones. Desgraciadamente el productor está acostumbrado a “hacer”, pero no a sacar el tiempo para “analizar” lo que hizo basado en sus registros e ir introduciendo mejoras y cambios a sus sistemas”, comentó el Ing. Durán. Otra oportunidad de mejora identificada fue la oportunidad de mantener un sistema de costos de producción.

Granos de café.
Los clientes de Propica S. A. son empresas que se dedican a hacer empanizadores de pollo, marinadores de pescado, condimentos, sazonadores, embutidos, etc.  También cuentan con clientes que han valorado el producto por lo que les pagan un poco más por los niveles de calidad del mismo. Ellos entonces, pueden pagar también un poco más al productor.

Posteriormente se planteó un proceso de mejora para esta problemática encontrada, la cual está a criterio de los expertos, en los conocimientos básicos de la agronomía, el manejo del suelo, el conocimiento de los sistemas de nutrición, etc.

Así, se realizó un proyecto piloto con productores líderes en sus comunidades, de diferentes zonas del país, que se pudiera replicar posteriormente por parte de Propica S.A. para extrapolarlo al resto de los productores. Se realizaron siete sesiones de aproximadamente cuatro horas cada sesión en las que se analizaron temas diferentes. El modelo utilizado fue teórico-práctico, tipo taller, donde se realizaba una explicación teórica y posteriormente se desarrollaban una serie de prácticas con los productores con el fin de aplicar la teoría, este modelo fue novedoso para el productor y a tres meses de capacitación continuada, el grupo se mantuvo consistente de principio a fin. 

“La idea es que los productores líderes que llevaron la capacitación nos ayuden a socializar todo el conocimiento que adquirieron entre sus compañeros en las diferentes comunidades” comento el Ing. Freddy Gamboa Quirós, Ingeniero de campo de la empresa.

Actualmente la producción de Propica S.A. se exporta alrededor del 60% a Centroamérica, México, el Caribe y a algunos países de medio oriente. El objetivo planteado por la empresa es que el producto que venga de las fincas de esos pequeños productores, a través del procesamiento que se le da y el conocimiento de los mercados con el que cuentan, se pueda colocar en los mercados internacionales

A partir de este programa se iniciará una labor de socialización y de capacitación similar en 13 comunidades pimienteras, donde en cada una se encuentran cuatro sub comunidades. A futuro se espera trabajar en otro proyecto relacionado con buenas prácticas agrícolas con el fin de continuar con este proceso de formación a los productores.

Grupo de trabajo con el Sr. Jorge Muñoz.
El Ing. Luis Fernando Mora , el Lic. Fernando Tovar y el Ing. Alfredo Durán de Sercapex S.A., muestran el sistema realizado para los productores con el fin de que lleven el registro  de control de los cultivos.
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial