Con Propyme:

“Torti Maker”: una idea con gran mercado, hecha realidad.

  • Empresarios apuntan hacia comercialización en mercado mexicano.

Reportaje publicado en enero del 2017.
Silvia Arias
Periodista
sarias@promotora.go.cr

Una pequeña y práctica máquina de hacer tortillas fue desarrollada con ayuda de los fondos Propyme.  El “Torti Maker” es un dispositivo que permite, de manera sencilla, colocar harina de maíz y un poco de agua en dos recipientes para que se puedan producir automáticamente, deliciosas tortillas que se disfrutan con queso, picadillo o la comida de su preferencia.

El proyecto que permitió esta creación se denominó “Diseño, construcción y prueba de un prototipo de una máquina que prepara tortillas caseras a la medida” y el mismo está a punto de concluir con resultados muy positivos, ya que se cuenta con un prototipo funcional. Actualmente se trabaja en la producción de varios aparatos similares, realizados con materiales más resistentes y definitivos, con el fin de hacer la manufactura y probarlos por varios meses con algunos clientes finales, según lo explicó don Francisco Leyva Lobato, Gerente General de Optocontrol, la empresa desarrolladora.

El Torti Maker es una máquina pequeña que puede ser colocada en la cocina de las casas. “Lo que queremos es que usted tenga esta máquina en su cocina, a la par del coffee maker y ahí tenga tortillas y café” Ing.  Daniel Castillo.

Leyva es el “ideólogo del proyecto” y además del Torti Maker tiene “una libreta” con más de ochenta inventos que espera desarrollar algún día. Mexicano de nacimiento y nacionalizado costarricense desde hace 20 años, estudió en los Estados Unidos ahí fue el Director de Ingeniería de la empresa de alta tecnología “Expertos en Criogenia” ubicada en Simi Valley al norte de Los Ángeles, ahí según el mismo lo afirma, aprendió mucho en temas relacionados con automatización industrial.

Un día don Francisco llegó a su casa y su esposa le había cocinado mole para comer, las tortillas, son un complemento casi que indispensable para comerse el mole, pero ese día no había tortillas. Su esposa le pidió que por favor las fuera a comprar y le sugirió crear una máquina para hacer tortillas en casa así no tendría que salir a comprarlas. Con esta inquietud en su cabeza empezó a pensar ¿cómo crear una máquina para hacer tortillas?, esto ocurrió hace aproximadamente tres años.

Un grupo de personas reunidas, personal de la empresa y personal del CONICIT.
El Máster Jorge Muñoz Rivera, Coordinador de la Unidad de Gestión del Financiamiento del CONICIT, visitó la empresa Opto Control con el fin de revisar los resultados del proyecto Propyme. Ahí conversó con el Ing. Daniel Castillo (sentado) y Francisco Leyva.

Luego de un mes de pensar cómo hacerlo, inició el proceso de investigación en la empresa, estudiaron la experiencia de producción en casas y en fábricas, los procesos químicos y otros procesos pertinentes y así dividieron la conformación de la máquina en cuatro módulos: dispersión de la harina, conformación de la masa, la etapa en que se aplasta la bola de masa y el horneado. Se hizo de esta manera para que sea más fácil sustituir los diferentes mecanismos de la máquina de manera independiente.

Experiencia de creación

El Ing. Electrónico y Mecánico Daniel Castillo, graduado en el Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC) ha tenido a cargo la creación del prototipo: “Esta ha sido una experiencia muy interesante, todo lo que hemos hecho en esta máquina, no sabíamos cómo hacerlo, ha sido un proceso de aprendizaje, tuvimos que aprender de termodinámica, de mecánica, de transferencia de calor, proporciones y temperatura de los productos para lograr una buena receta, todo eso se aprendió en el proceso”.

Ante la pregunta de cuál fue el secreto para que finalmente se hiciera una máquina pequeña, Castillo contestó que fue un trabajo ingenieril que tenía como objetivo hacer una máquina eficiente. “A esta máquina no le sobra una sola pieza, todas las piezas tienen una función específica, haciendo eficiente cada módulo la máquina se comprime, de hecho el espacio interior de la máquina está completamente lleno”.

En lo que se refiere al diseño y proceso de planeación Castillo comentó que “siempre usamos un dicho: ‘a alta planeación, baja tarea’, si uno planea bien las cosas no se va a equivocar más adelante, siempre, antes de diseñar cualquier parte en la ‘vida real’, se diseña en la computadora, se prueba que funcione, que ninguna parte se roce ni se quiebre, se le hacen pruebas de esfuerzo y una vez que se prueba que todo funciona, se imprimen (en impresoras 3D) y se ensamblan las partes”.

“El mercado está listo para la máquina”

“Un día en México a pocos pasos de donde yo estaba hacía una tortilladora, ese día estaba lloviendo y yo no lo podía creer, ¡había una fila de aproximadamente cien personas formadas bajo el agua para comprar tortillas! Luego de ver esto me reuní con funcionarios de Procomer para que me ayudaran a hacer un estudio de mercado ya que parecía existir un buen negocio detrás de la máquina” comentó el gerente.

Producto de estos estudios se identificó una gran oportunidad: el mexicano se come en promedio medio kilo de tortillas todos los días y estimando que el 10% de la población tiene poder adquisitivo para comprar la máquina, existe un gran mercado en ese país para el equipo. Adicionalmente toda la parte sur de Estados Unidos tiene gran cantidad de población mexicana que al igual que en su país añoran y consumen tortillas.

Optocontrol

Empleado de la empresa, frente a un computador explicando el proyecto.
La máquina se ha diseñado en la computadora, ahí se prueba que funcione, que ninguna parte se roce ni se quiebre, se le hacen pruebas de esfuerzo y una vez que se prueba que todo funciona, se imprimen (en impresoras 3D) y se ensamblan las partes”.

La empresa Optocontrol es una empresa de investigación y desarrollo con sede en Guachipelín de Escazú, Costa Rica, pero también tiene filiales en México y Colombia.  Se estableció desde 2000 y nació como una empresa de consultoría ofreciendo servicios de asesoría y soporte técnico al sector transportista costarricense. Al conocer la necesidad del sector transportista de contar con herramientas confiables que ayudaran a tener acceso a datos reales en forma automatizada, se dio a la tarea de desarrollar, diseñar y fabricar equipos de conteo de pasajeros que cambiaron de manera radical el modelo de conteo existente en el momento y ofrecen múltiples funciones comprobadas, actualmente son   utilizados por grandes y pequeñas empresas en Latinoamérica.

Don Francisco Leyva recuerda con satisfacción que al inicio él quería desarrollar el proyecto solamente por la simple satisfacción de “hacer algo bien hecho” y agrega: “una empresa autobusera nos contrató para mejorar sus sistemas de conteo, le propusimos hacer algo completamente diferente a lo que tenían, un aparato con tecnología digital, con GPS, aplicando todos los conocimientos a nivel de desarrollo tecnológico que tenemos, hicimos un contador tan bueno, que cuando nos dimos cuenta teníamos copado el 90% del mercado nacional”. Hasta la fecha, luego de 18 años los contadores siguen trabajando.

Investigador señala el funcionamiento del Torti maker.
Para iniciar la producción de tortillas, solamente se precalienta la máquina, se selecciona la cantidad de tortillas deseadas y se presiona el botón de inicio.

Tecnológicamente el equipo realizado en aquel momento estaba adelantado a su época, contaba con un software que facilitaba herramientas a los empresarios mediante las cuales les que permitía conocer la ubicación por sistemas de localización geográfica, cuántas personas subían en cada una de las paradas, cuantos kilómetros recorría el autobús, etc.

Los equipos hechos y diseñados en Costa Rica   se han vendido en México, en Colombia, en toda Centroamérica, en la India, Nigeria y en Turquía. La empresa cuenta ha trabajado con otros sistemas automatizados como, por ejemplo, sistemas para riego y actualmente cuenta   con personal altamente calificado en todas las áreas, apegándose a los más estrictos estándares de calidad para ofrecer equipos y servicios de apoyo de alta confiabilidad que permiten recuperar su inversión en el menor tiempo posible.

Con una clara orientación hacia el negocio de Investigación y desarrollo actualmente cuentan con ocho ingenieros en electrónica que se dedican solamente “a desarrollar cosas” y a atender requerimientos de muchas empresas de Latinoamérica, especialmente de México y Colombia.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial